Dolor & Aceptación

Dolor & Aceptación

Dolor
Insensibilidad. Malestar.
Lo que viene
Lo que se va
Aceptar
Aceptación. Aceptación. Aceptación.

Aprendo a manejar mi dolor.
Sé que puedo hacerlo.
Me comunico con él; le hablo y me escucha.
Me habla: me dice que está aquí para que aprenda a convivir con él, que lo acepte, que es necesario prepararme así.

Decido tomarlo como una oportunidad de cara al parto, como una «preparación al parto».
Observo algo muy interesante: cuando entro en sintonía con él, lo mezco, lo balanceo a la vez que me balanceo en la pelota de pilates, se calma, hasta me gusta entrar en esa sintonía, esa especie de intimidad, ese «dolor calmado», sereno… Me siento orgullosa de experimentar eso, porque lo estoy transitando, estoy evitando huir como otras veces…y eso me gusta. Me siento bien.

Si me pongo en la prisa empeora el dolor. Está más calmado cuando me decido a darle espacio y tiempo.

Evito la prisa.
Me dejo sentir, dolor y bienestar.
Descanso.
Me siento en paz.
Todo está bien, con dolor y sin él. El dolor desaparece suavemente.
Descanso y libero mi cuerpo y mi mente de dolor, con calma, sin prisa, con serenidad.

Voy a la cama y descanso y duermo libre de dolor y libre de malestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Presencial & Skype

Adaptado a tu necesidad. Pregúntame

Madrid & Vitoria-Gasteiz

¿Estás en otra ciudad? Pregúntame

Individual & Grupos

Tú escoges. Individual, grupal o ambas. Pregúntame