Rossine…

Rossine…

Se nota que has sufrido, niña

Tengo tu imagen en la pantalla del ordenador

Te miro al encenderlo todos los días

Y veo esa profundidad

De persona mayor que sabe lo dura que es la vida.

Se nota que has sufrido, Rossine…

Rossine… la niña de nombre impronunciable,

No por difícil, tal vez

Sino por mi pobre francés, ya sabes, Rossine…

Nos pasamos todo el viaje

Intentando que lo aprendiera

“Rossine” “Rossine” Rossine”,

me repetías tú incansable,

y yo repetía intentando imitarte “Gossine”

y así un día tras otro

mientras te veía y miraba tus ojos,

tu rostro y tu expresión

de persona mayor.

Contigo, Rossine, y con muchas de las niñas y los niños que estaban

Vi tantas cosas, aprendí tanto

Que aún hoy después de casi un año

Me emociono y siento

Un pedazo de mi corazón

Que falta

Que dejé allí con vosotr@s

En tierras de África

Donde el amor y el dolor abundan

El coraje y la lucha

El sufrimiento y la desinformación

El hacinamiento y la alegría

El hambre y los niños y las niñas

De África

 

Y a la vez traje un corazón más grande,

Repleto de experiencias de amor

Gracias a ti, Rossine

Y a los demás niños y niñas

De Mensajeros de la Paz

De la Casa de Grand Popo

De la tierra africana

Con tu baile y tus enfados (te recuerdo con carácter fuerte, Rossine)

Sabías pelear por lo que querías

No eras de las más cariñosas

A veces contigo me costaba

Pero  ahí estabas

Siempre dispuesta a repetirme tu nombre “Rossine”

Con tu pelo pegado a la cabeza,

Tu mirada triste y penetrante

Tu fuerza

Y tus ropas un tanto destartaladas

Tenías tu encanto, Rossine –y tienes, digo yo, me encantaría comprobarlo por un agujerito-

Y me siento loca al decir que te quiero

Así lo siento, Rossine,

Que una parte de mi corazón es para ti

No sé si vale de mucho

Ni siquiera si te llega

Aunque seguro que si somos energía así será

Y tendrás un rayito más de luz

Que en este momento te acompañe el alma

Y te haga un poquito más feliz

Aunque tú sabrás  ser feliz

Sabrás cómo, sabrás hacerlo mucho mejor

Que muchas personas…

Aún así,

Un poquito más de amor

Siempre viene bien, “Rossine”

 

Te quiero niña

Te quiero con tu mirada

Con tu fuerza

Con tu carácter

Y aunque conscientemente no fueras de mis preferidas

Algo quedó ahí, en mi corazón, Rossine,

Que me dice que siempre vas a tener tu espacio

Que te cogería y te abrazaría tanto tanto tanto

Que te sintieras querida y protegida cuanto necesitaras… o desearas

Porque necesidad ni siquiera será

Y porque no quiero dártelo desde la necesidad

 

Te quiero niña

 

Una española que un día te conoció

Y a la que es posible no vuelvas a ver … o sí?

Si la vida lo quiere así será

Tú tienes tu vida allí

Yo la mía aquí

Y el destino decide

Si nuestros caminos se vuelven a encontrar

Y si así es, “Rossine”

A mí me encantaría abrazarte

Y verte danzar de nuevo

Con esa forma tuya

Tan pura y con tanta fuerza

Tan tú, Rossine… dulce Rossine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Presencial & Skype

Adaptado a tu necesidad. Pregúntame

Madrid & Vitoria-Gasteiz

¿Estás en otra ciudad? Pregúntame

Individual & Grupos

Tú escoges. Individual, grupal o ambas. Pregúntame