SOY EL SUEÑO QUE HAS TENIDO ESTA NOCHE…

SOY EL SUEÑO QUE HAS TENIDO ESTA NOCHE…

Hola, Eva:

Soy el sueño que has tenido esta noche, y vengo a contarte.

Soy el miedo que has vivido en tu vida.

Soy tu padre, el alcohol, las drogas, el abuso con el dinero, el maltrato.

Soy Xxxxxx  y su familia, la decepción contigo.

Soy el maltrato.

Soy tu madre y su pánico, su dolor, su huida.

Soy tu Niña herida.

Soy la vergüenza y la sensación de tener que esconderte siempre.

Soy la barbaridad, los hombres de tu vida, el desahucio, la bondad y la pena.

Soy el dinero manchado de suciedad y de culpa.

Soy la “justicia” corrupta que lleva a mentir, a huir.

Soy tu hijo, soy la fragilidad, soy el miedo que él podría vivir si no le dejan estar contigo.

Soy el miedo de l@s niñ@s, la pena, el dolor por la separación de su madre y su padre. Soy su ruptura, su vida marcada, su mundo partido en dos.

Soy la policía, que busca y condena a quien no tiene que condenar a veces.

Soy tu inocencia, tu lucha, tu huida y tu necesidad de soltar y de incluso tirar la toalla a veces.

Soy quien eres, y quizá -sólo quizá, no lo sé- quien no eres a veces.

Soy tu descubrirte, tu “desnudarte” en las redes sociales . Soy como te sientes cuando te expones tanto.

Soy tu falta de valoración, soy como te sientes en el fondo cuando tu vida es fácil y no te lo crees… y vuelves a tus orígenes a recordar el horror que viviste, la guerra hecha de miles de batallas: es como si lo que estás viviendo ahora fuera alguna batalla que quedó pendiente.

Llora, Niña, llora todo el horror que tú viviste: tus miedos. Veo esos ojos abiertos de para en par observando el sueño de esta noche como observabas la vida sin entenderla. Llora…

Muéstrate. Muéstralo al mundo. Abre las puertas de par en par para que la casa se ventile. Rómpete de dolor si hace falta como (hacías) antes. Comprende que soy tu sueñu y he venido a acompañarte a dar un paso más, a sanar.

Estás muy asustada, lo sé: tu padre violento con esos ojos desencajados por la locura y el alcohol. Ningún/a niñ@ tendría ni tiene que vivir eso, sé que da mucho miedo y el miedo que viviste aún está presente en ti.

Eres una mujer sana. Confío en ti. Vuelve a sentir y a soltar tu dolor como tantas veces hiciste y déjalo ir. Se dice fácil, lo sé.

Te traigo las ganas de volver a conectar y reabrirte al mundo.

La barbaridad y la huida son esta vez tu motor.

Los hombres que se interesan por ti y por tu madre. La pena y las ganas de ayudar.

Su huída por supervivencia, la tuya como hija acompañándole a ella y a ti también.

Comprende que este viaje tiene un sentido profundo e intégralo.

El dolor de tu madre por todo lo que vivió. Habla por ella, protégela. Ella no se puede proteger, ya no. Cuídala tú ahora a ella, ámala como es, quiérela, protégela.

Soy la barbaridad y el dolor que vivisteis tú y tu familia; hónralo, compréndelo, atraviésalo. Estamos aquí para sanar. Trasciende todo esto. Compréndelo. Este es tu viaje hacia la comprensión y la integración de lo que pasó.

Todo lo que estás viviendo está puesto para sanar. Mira lo que puedes hacer para ello. No lo dejes estar.

Sé guía y acompañante también.

Agradece y agradécete también.

Todo está aquí puesto para sanar. Compréndelo.

PARTES DEL SUEÑO:

  • La policía: Soy la justicia. Traigo a la conciencia de Eva algo sucio y malo, algo de aprovechamiento y abuso. Traigo la necesidad de justicia: de poner orden en el tema del dinero, restablecer algo que está desequilibrado.
  • Xxxxxx y su familia: represento el puente hacia una vida mejor, del que Eva se ha bajado como un guerrero que va a luchar su batalla, el infierno, el horror.
  • Soy la guerra, la batalla, el horror: como en el viaje de la heroína, que hace falta vivir esto para continuar el camino. Soy los infiernos a los que a veces hay que bajar para luego volver a subir.
  • El dinero: te traigo a la conciencia que hay algo de utilizarme de manera sucia y la necesidad de limpiar (me). Busca limpiar tu relación conmigo, hacerte cargo de ti a través de cómo me utilizas, deja de gastarme con poca conciencia, tú sabes hacerlo, sabes ponerte a trabajar la relación conmigo, limpiar, decidir qué relación quieres tener, escribirla, hacer un plan sagrado conmigo: desde la ABUNDANCIA, respetándome sin derrochar. Cuida mi energía, la energía que te traigo, respétala, respeta que SOY. Soy en ti, a través tuya. Soy. Cuídame. Haz un plan conmigo y resérvame. Sé conservadora conmigo en tu día a día.
  • Soy la Eva guerrera que vive en ti: te necesitaba en esta ocasión y se te ha pedido que estés. Lo has hecho bien, alégrate, disfruta la satisfacción de lo que está bien hecho. Has respondido, lo has hecho bien. Termina tu parte y sigue adelante tu camino, todo está bien. Honra a tu madre, haz lo que puedas hacer por ella y confía en que las cosas van a ir bien.

Confía en ti, en tu PODER, lo estás haciendo bien.

  • Tu PADRE: el maltrato, la locura, el alcohol. El infierno que viviste, te traigo el recordatorio de lo que viviste y lo que fue y la necesidad de volver ahí para hacer una parada y resolver para sanar. Te traigo a la conciencia también que ya no estás ahí.
  • Los hombres y la decepción. También los hombres y su bondad: el hombre bondadoso que va a pagar los gastos de tu madre y tuyos para que esa noche podáis dormir en un hotel.
  • El momento del policía subido en una grada denunciándote con un altavoz, se te presenta en el sueño el uso del dinero como algo sucio, inadecuado, peligroso, poco acertado, injusto.

COMPRÉNDELO, INTÉGRALO Y SUÉLTALO

Sigue tu camino en PAZ

Paloma con relleno sólido

CONFÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Presencial & Skype

Adaptado a tu necesidad. Pregúntame

Madrid & Vitoria-Gasteiz

¿Estás en otra ciudad? Pregúntame

Individual & Grupos

Tú escoges. Individual, grupal o ambas. Pregúntame